Edición testing
21 de julio de 2019, 19:11:47
EDITORIAL


Crónicas habaneras

Por Cubaeconómica.com

Entre las muchas variantes aplicadas por el ejercicio militar Bastión 2004”, la mayor maniobra del ejército en los últimos 20 años, estuvo la referente a los servicios médicos en condiciones de guerra.


NO HAY MAL QUE POR BIEN NO VENGA



Entre las muchas variantes aplicadas por el ejercicio militar Bastión 2004”, la mayor maniobra del ejército en los últimos 20 años, estuvo la referente a los servicios médicos en condiciones de guerra. Y fue así como muchas personas que esperaban sus turnos quirúrgicos, encontraron la oportunidad para ser operados en condiciones de campaña. Muchas de estas intervenciones fueron apreciadas por los televidentes en programas especiales. Uno de los objetivos de tal maniobra, según los propios mandos militares, es la advertencia a EEUU del coste que les podría acarrear una intervención militar. Los medios de comunicaciones, propiedad del Estado, ofrecieron una amplia cobertura ,hasta tal extremo que los espectáculos deportivos por TV insertaban "spots" alusivos.



REAPARECE LA VENTA DE BROMAS NAVIDEÑAS



Después de un largo sueño de más de 45 años, acaba de reaparecer la venta de las más variadas bromas para provocar risas o "penas" (vergüenza)en reuniones familiares o de amigos. La iniciativa ha sido tomada por el supermercado Palco, el más selecto de la Isla, que acaba de habilitar una sección para ofertar una amplia gama de bromas que incluyen desde caretas, spray con gases pestilentes, fosforeras (mecheros) de agua, excrementos artificiales y otros tantos más. En el nuevo local, llamado Casa Roma, también se puede adquirir todo lo necesario para organizar una fiesta. Antes de la Revolución de 1959 en Cuba los establecimientos de bromas eran muy socorridos por la población dado el sentido del humor del cubano, y popularmente se les conocía como la "casa de los trucos". Eran de propiedad privada y fueron intervenidos por el Estado poco después de 1959 para otros fines.



HEMINGWAY, AÚN SIN DAIQUIRÍ



La estatua de Ernest Hemingway, posada en una esquina del famoso bar habanero, no podía ser una excepción en lo que a piezas le han sustraído. Resulta que desde hace meses al autor de “El viejo y el mar” le ha desaparecido la copa que simulaba un daiquirí sin que hasta el momento alguien le ofrezca un segundo trago.
Cuba Economica.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  cubaeconomica.com