cubaeconomica.com

Cuba se ofrece a hablar con EEUU, pero sin ceder "ni un ápice" en su "revolución"

Reunión del Parlamento cubano
Ampliar
Reunión del Parlamento cubano (Foto: IRENE PEREZ / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO)

"El bloqueo económico es legalmente insostenible. Ningún gobernante pudiera justificar éticamente que una superpotencia someta durante años a una nación relativamente pequeña".

viernes 18 de diciembre de 2020, 11:44h

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, se ha mostrado dispuesto a debatir sobre cualquier tema con el futuro mandatario de Estados Unidos, Joe Biden, aunque ha dejado claro que lo hará sin ceder "ni un ápice" en la "revolución" iniciada por Fidel Castro, tras dar por fracasada la política de bloqueo de las últimas décadas.

El fracaso de la política norteamericana es "rotundo y notorio", en palabras de Díaz-Canel, que durante un discurso ante el Parlamento cubano ha criticado que se quiera obligar a Cuba a ponerse "de rodillas" con medidas como las adoptadas bajo la Administración Donald Trump, entre ellas los límites a las transacciones o la aplicación de la Ley Helms-Burton.

"El bloqueo económico es legalmente insostenible. Ningún gobernante pudiera justificar éticamente que una superpotencia someta durante años a una nación relativamente pequeña", ha dicho el presidente cubano, según la prensa oficial. La Habana estima que dicho bloqueo le ha provocado pérdidas anuales superiores a los 5.000 millones de dólares.

Díaz-Canel ha asumido que Cuba y Estados Unidos tienen diferencias, pero no cree que el país tenga derecho a meterse en cuestiones internas, algo que debería quedar claro, en su opinión, en caso de futuras negociaciones. "En lo que no cederemos ni un ápice es en la soberanía ni en la rvolución. Los principios no estarán nunca sobre la mesa", ha subrayado.

En este sentido, ha señalado que la política sobre Cuba se ha convertido en un argumento de debate electoral en Estados Unidos, lo que ha dado pie a "todo tipo de provocaciones mercenarias y huelgas falsas"; e incluso "acciones terroristas", ha apostillado.

BALANCE DE UN AÑO DE "RETOS"

Díaz-Canel ha aprovechado su discurso para hacer balance de un año que ha tenido "los más duros retos" y marcado por la pandemia de COVID-19. "Vamos pasando todas las pruebas de la pandemia gracias al pueblo y a la ciencia", ha enfatizado el mandatario, quien ha asegurado que en Cuba no ha fallecido ningún trabajador sanitario y se ha salido adelante con "justicia social".

La emergencia sanitaria "cerró de golpe durante meses las puertas a la economía y la vida misma", según Díaz-Canel. Este cierre se tradujo en un frenazo económico que se traducirá al cierre de 2020 en una caída del PIB del 11 por ciento, según las previsiones del Gobierno.

"Cae la economía pero no se detiene", ha añadido, confiado en que en 2021 la economía pueda crecer entre un 6 y un 7 por ciento. "Alcanzar este objetivo exige mantener el control de la pandemia", ha advertido.

Cuba arrancará 2021 con la eliminación del peso convertible (CUC), una divisa en vigor desde los años 90 y equivalente al dólar. A partir del 1 de enero, solo circulará el peso (CUP), en el arranque de la tarea "más compleja de los últimos años", como ha admitido Díaz-Canel.

El presidente ha dicho que sigue con interés y respeto las dudas y preocupaciones planteadas en las últimas semanas por la población, consciente de que el fin de la dualidad monetaria derivará previsiblemente en inflación. En este sentido, ha llamado a afrontar los desafíos de forma inteligente y sin "egoísmo": "Cuba es de todos, han dicho algunos en estos días. Entendamos lo que significa pertenecer a la patria".

MENSAJE A LA CULTURA

Díaz-Canel también ha lanzado un mensaje al mundo de la cultura y a los artistas, en plena polémica por el auge del Movimiento San Isidro y el diálogo fallido. Así, ha subrayado que "cultura y revolución son equivalentes" y ha albado el "genio" de los artistas como instrumento clave en la idiosincrasia cubana.

La Habana ha acusado a Washington de estar detrás de las últimas movilicaciones. "Hay un enjambre que sigue tratando de que nuestro país se venga abajo", ha señalado el presidente, para acto seguido subrayar que Cuba puede "vencer siempre", "con justicia y apego a los principios".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios