cubaeconomica.com

El crecimiento aún no llega a las mesas de los cubanos

Radio Bemba

jueves 06 de agosto de 2015, 01:00h
Las pescaderías de La Habana están desde hace bastante tiempo prácticamente vacías, situación que los consumidores no entienden de ninguna forma por ser Cuba una isla rodeada por el mar Caribe.
Las pescaderías de La Habana están desde hace bastante tiempo prácticamente vacías, situación que los consumidores no entienden de ninguna forma por ser Cuba una isla rodeada por el mar Caribe.



¿Aquí ya no hay pescadores o es que los peces se fueron para otra parte?" comenta disgustada Claudia, una ama de casa, luego de salir de la pescadería del barrio con un paquete de croquetas y otro de picadillo.



“Las croquetas son de averigua, y el picadillo seguro que es de pescado de agua dulce, claria, tenca o algo de eso, pero los pescados de mar, no se ven por ningún lado”, agrega.



Sobre el asunto, el ministerio correspondiente no dice ni pío, y en la calle muchos aseguran que los pescados buenos -pargo, atún, rabirrubia- salen por el fondo de la pescadería mediante el negocio que los administradores de esos comercios mantienen “por la izquierda” con los restaurantes privados que han aparecido por todas partes en los últimos años.



Porque a estas alturas esos establecimientos, o los restaurantes estatales más lujosos, son casi los únicos en La Habana donde se puede degustar un buen filete de aguja, langostas, camarones y hasta pulpo, que en la mesa del cubano es prácticamente un manjar exótico, pero todo en pesos convertibles (CUC) y a precios bastante alejados del bolsillo del cubano común.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Cuba Economica

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.