cubaeconomica.com

Las termitas no creen en tradiciones habaneras

Radio Bemba

jueves 18 de febrero de 2016, 01:00h
Muchos de los habaneros que siguen la secular tradición de darle la vuelta a la ceiba de El Templete en la noche del aniversario de la capital y echarle una moneda para pedir buenos deseos para el próximo año, se preguntan si el próximo 16 de noviembre podrán cumplir con esa vieja costumbre.
Muchos de los habaneros que siguen la secular tradición de darle la vuelta a la ceiba de El Templete en la noche del aniversario de la capital y echarle una moneda para pedir buenos deseos para el próximo año, se preguntan si el próximo 16 de noviembre podrán cumplir con esa vieja costumbre.



Porque la ceiba sembrada en 1960 en el sitio donde se dice fue fundada la ciudad, muy cerca de la bahía, acaba de ser talada por una brigada de la Oficina del Historiador para posteriormente remover sus raíces, porque estaba enferma, comida por las termitas, o comején, como se le conoce en Cuba.



Las ceibas en la isla son árboles sagrados, porque se asemejan mucho al baobab africano, y los esclavos traídos del continente negro comenzaron a adorarlas y a colocar junto a sus raíces ofrendas a sus dioses o “trabajos” recomendados por los santeros, pero la de El Templete es doblemente venerada por representar la génesis de La Habana.



Siempre hubo en el lugar una ceiba, que tras morir por el peso de largos años era suplantada por otra y así sucesivamente hasta hoy, así que todos esperan, casi con impaciencia, que muy pronto una nueva ceiba comience a dar sombra en el histórico lugar, para seguir la tradición mientras se acercan los 500 años de la ciudad.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios