cubaeconomica.com

Esperando los ciclones de agosto

Radio Bemba

jueves 18 de agosto de 2016, 01:00h
“Por suerte”, afirman todos en 'Radio Bemba', al parecer agosto, que ya pasa de la mitad, se va sin que pase por Cuba un solo ciclón en esta temporada. Ello, a pesar de ser uno de los meses “más productivos” de esas tormentas tropicales, pues incluso mantiene record en la formación de huracanes, con ocho en ese breve lapso del 2004.
“Por suerte”, afirman todos en 'Radio Bemba', al parecer agosto, que ya pasa de la mitad, se va sin que pase por Cuba un solo ciclón en esta temporada. Ello, a pesar de ser uno de los meses “más productivos” de esas tormentas tropicales, pues incluso mantiene record en la formación de huracanes, con ocho en ese breve lapso del 2004.



Este año solo pasó hasta ahora por el sur de la isla el débil 'Earl', con vientos “que ni siquiera tumbaron las matas de plátanos”, expresión que entre los cubanos es un indicador seguro de baja intensidad en los ciclones.



Como los cubanos son tan expertos en béisbol como en ciclones –entre otros temas- con frecuencia no necesitan de las orientaciones del Instituto de Meteorología para hablar del asunto, aunque todos estén pendientes de ellas.



Al respecto, muchos aseguran que “por ahora no habrá ciclones” porque según el imaginario popular, hay fuertes aguaceros de verano casi todas las tardes –como está ocurriendo ahora- acompañados por truenos ensordecedores, y esos “purifican el ambiente y alejan a los ciclones”.



Otros recurren a elementos más científicos, como que está llegando al Caribe polvo del Sahara, que –según dicen- impide la formación de los ciclones.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Cuba Economica

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.