La Habana está dispuesta a pagar a sus acreedores con fondos reservados para desastres

Un optimismo moderado vuelve a reinar entre algunos empresarios extranjeros y la clase diplomática residente en La Habana, ya que esperan que los fondos que las autoridades cubanas han reservado en caso de desastre natural puedan ser utilizados para saldar la deuda que la Isla tiene con varias de las compañías suministradoras del país. Un optimismo moderado vuelve a reinar entre algunos empresarios extranjeros y la clase diplomática residente en La Habana, ya que esperan que los fondos que las autoridades cubanas han reservado en caso de desastre natural puedan ser utilizados para saldar la deuda que la Isla tiene con varias de las compañías suministradoras del país. La temporada de huracanes casi ha terminado y el territorio no ha sufrido daños millonarios por ninguna tormenta tropical desde el año 2008, según un teletipo de la agencia Reuters.

A pesar de esta información, en las calles de la ciudad cubana se pone en duda la existencia de este dinero, a pesar de que algunos expertos locales han asegurado a distintos medios de comunicación que esos fondos reservados existen.

Los dirigentes cubanos advirtieron el pasado mes de abril que su deuda sería abonada en un plazo de dos años. Para conseguir este propósito el Gobierno propuso algunas estrategias de pago diferido que no fueron del agrado de las empresas privadas. Diplomáticos cubanos residentes en Europa ya dijeron que la situación económica de la Isla había mejorado mucho lo que sitúa al país latinoamericano en una mejor posición para afrontar sus deudas con los proveedores extranjeros.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA