Raúl Castro promete importar suministros para los nuevos ‘cuentapropistas’

El Gobierno cubano, presidido por Raúl Castro, ha anunciado que la Isla importará materias primas por valor de 130 millones de dólares (99 millones de euros) destinadas a impulsar su proyecto de creación de pequeñas y medianas empresas. El Gobierno cubano, presidido por Raúl Castro, ha anunciado que la Isla importará materias primas por valor de 130 millones de dólares (99 millones de euros) destinadas a impulsar su proyecto de creación de pequeñas y medianas empresas. Algunos expertos cercanos al Ejecutivo consideran que esta medida impulsará al sector privado y mejorará, incluso, la productividad del país. Entre los productos que serán importados también habrá, además de materias primas, maquinaria electrónica.

La prensa local también ha informado que a partir de enero del próximo año los materiales de construcción podrán ser comprados sin ninguna restricción pero a precios de mercado, lo que significa que el Gobierno retirará las subvenciones dedicadas a este propósito.

Raúl Castro ha querido impulsar la empresa privada para paliar la difícil situación económica que padece la Isla. Para ello planteó la reducción de los procesos burocráticos a la hora de montar una empresa.

La intención de Raúl de generar emprendedores parece funcionar en este caso ya que, según ha señalado el diario Granma (periódico oficial del Partido Comunista de Cuba), más de 80.000 ciudadanos han solicitado licencias para trabajar por cuenta propia desde que existe esta posibilidad, pero de todos ellos sólo unos 29.038 fueron aprobados y otros 16.265 están a la espera de que las autoridades se pronuncien al respecto. Esta cifra representa poco ya que unos 500.000 empleados van a ser despedidos. La quinta parte de estas solicitudes han sido para negocios dedicados a la elaboración y venta de alimentos, un 6% al transporte de pasajeros y cargas, un 1% para la creación de hostales y un 12% ha buscado poder legalizarse como trabajador contratado por otra empresa.

El 43% de los solicitantes de licencia son jubilados y pensionista, los sectores que menos ingresos reciben. En muchos de los casos se trata de ‘cuentapropistas‘ que realizaban su trabajo sin licencia.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA