Crónicas habaneras

En el Estado de Oregón se encuentra situado el viñedo Cubanísimo Vineyards, perteneciente al neurocirujano cubanoamericano Mauricio Collada Jr. En este recinto se produce un Pinot Noir que sirve para acompañar platos como la paella o el lechón asado. Un poco de Cuba en EEUU

En el Estado de Oregón se encuentra situado el viñedo Cubanísimo Vineyards, perteneciente al neurocirujano cubanoamericano Mauricio Collada Jr. En este recinto se produce un Pinot Noir que sirve para acompañar platos como la paella o el lechón asado. Collada se siente muy orgulloso de sus orígenes caribeños, de ahí que le haya puesto el nombre de su país de origen a su marca de vinos. No es lo único, ya que el coleccionista de caldos se ha inspirado a la hora de elaborar sus etiquetas en las de las cajetillas antiguas de tabaco cubano. La empresa en un inicio era arriesgada. Según cuenta el manager de Happy Wine, Vladimir Ordaz, al diario El Nuevo Herald, cuando se trajo Cubanísimo la gente del lugar se reía de que fuera un vino de la Isla, pero este último año ha pasado a ser un éxito total. El orgullo de la cultura y del lugar en el que nació Collada hizo que el neurocirujano adquiriera un terreno en 1986 para comenzar su proyecto y cultivo en 1991. En la actualidad el negocio produce 2.000 cajas de vino al año y sus gestores estudian la manera de ampliar la producción y el mercado de su producto. Collada empezó a interesarse por el vino y su biología cuando estudiaba Premedicina en la Universidad de Miami. Por aquel entonces hacía vino de plátano y mango en el garaje de su casa.

Más bosques para la Isla

El Gobierno cubano se ha dado cuenta de la importancia de la vegetación para la conservación del medio ambiente. Es por esta razón por la que han desarrollado un programa con el que se busca poder incrementar las zonas boscosas de la mayor de las Antillas. El propósito es conseguir llegar a cubrir 3,2 millones de hectáreas de bosques (un 29,3% del territorio nacional) para el año 2015. La Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) ha reconocido el programa y ha asegurado que la Isla es el país de América Latina y el Caribe que más áreas boscosas tiene protegidas, por delante de países como Chile, Ecuador y Trinidad y Tobago. La tala indiscriminada de árboles ha sido una de las causas principales de la deforestación del país. Es por esta razón por la que los gobernantes cubanos desean poder reducir la tala en las áreas montañosas. Los incendios, los huracanes y la acción humana son otros factores negativos a los que es necesario incluir medidas como el fomento de trochas cortafuegos, la capacitación de guardabosques y la educación.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA