Las fuerzas armadas cubanas son cada vez mas la principal referencia de poder en la Isla

Lo que tenía que pasar acabó pasando y, tras las últimas remodelaciones ministeriales, las fuerzas armadas se han convertido en la referencia central del poder en Cuba. Lo que tenía que pasar acabó pasando y, tras las últimas remodelaciones ministeriales, las fuerzas armadas se han convertido en la referencia central del poder en Cuba. Un asunto que cobra especial importancia en este año 2011 en que los ciudadanos de la Isla siguen, por el momento, a la espera de la autoinmolación del Partido Comunista que se producirá en el pseudocongreso anunciado para el mes de abril. Mientras tanto, cada vez es más visible para la mayoría la configuración de dos grandes grupos políticos y económicos alrededor de las dos empresas más reconocibles: Gaviota y Etecsa. En el primer bloque se agrupan las actividades relacionadas con el turismo y todos los aspecto lúdico comerciales que abarca esta ‘denominación de origen‘. En el segundo, la tecnología, las telecomunicaciones y otras industrias como la energética o la construcción.

A la vez, el inicio del año supone el comienzo de los despidos anunciados que deben adelgazar las nóminas de las empresas públicas y nutrir las filas del nuevo ‘cuentapropismo‘. En este proceso, muchos analistas esperan que la estrategia militar se haga sentir también como se corresponde con los encargados de asegurarse de su puesta en marcha y su correcta finalización. Por eso, lo más probable es que los recortes de plantilla se produzcan de forma escalonada y con un componente acentuado de deslocalización geográfica, para que no se produzcan indeseadas coincidencias en un mismo lugar y al mismo tiempo de grupos muy extensos de nuevos parados. En definitiva, 2011 se anticipa como el año del gran cambio bajo la invocación de Baba Eyiobe, según los babalawos de la ‘Comisión de la Letra del Año de 10 de octubre‘, denominado así en referencia al castizo barrio habanero que alberga a la mayoría de los sacerdotes yorubas. Este es un señor de la guerra menos tronante que Chango (el ‘alter ego‘ cubano de Santa Bárbara), pero igual de letal, por lo que se aconseja que las mudanzas se ejecuten con prudencia y templanza.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA