Cuba califica de «irreal» a la Cumbre para la Democracia auspiciada por EEUU

Joe Biden, presidente de EEUU

La Cancillería cubana calificó este lunes de «irreal» y de tener una «agenda totalmente manipulada» a la reciente Cumbre para la Democracia, efectuada el 9 y 10 de diciembre bajo el auspicio de EEUU.

«Una cumbre tan irreal como la democracia que defiende», subraya la Cancillería de Cuba en su cuenta de la red social de Twitter.

Consideró que la cumbre virtual convocada por el Gobierno de EEUU fue «un ejercicio demagógico, con beneficio nulo para la comunidad internacional y sin propuesta alguna para solucionar los problemas más acuciantes del mundo que compartimos».

Las declaración denuncia además que el único resultado aparente de este encuentro organizado por Washington «es el compromiso de destinar 400 millones de dólares a la subversión política de estados soberanos en franca violación del derecho internacional».

«El Gobierno estadounidense –agrega el documento- perdió la oportunidad de convocar a un encuentro inclusivo, promotor de la cooperación y de la búsqueda de soluciones a cualquiera de los problemas que con más apremio y gravedad impactan en la vida de la mayoría de la población del mundo».

La Cancillería cubana criticó también la falta de voluntad política de EEUU y sus socios para aunar esfuerzos y enfrentar el hambre, la desnutrición, la pobreza y crecientes desigualdades, la insalubridad, los problemas migratorios, el narcotráfico, el crimen organizado y transfronterizo, la carrera armamentista o el cambio climático.

«No concibió siquiera la idea de convocar a los líderes del mundo para debatir y articular una respuesta concertada a la pandemia de la covid-19 y otras enfermedades transmisibles. Y es que EEUU no puede aportar soluciones mientras sus políticas sean parte esencial de tan graves problemas», enfatizó.

Agregó que más de 80 países, incluida Cuba, Rusia, China, Turquía, Egipto, Irán, Corea del Norte, Arabia Saudí, Honduras, Bangladés, El Salvador, Guatemala, Nicaragua, y Marruecos, entre otros, no fueron invitados a esta cumbre.

A su vez, insistió en que la isla estará dispuesta a contribuir en la búsqueda de soluciones «a los graves problemas del mundo (…) con el aporte constructivo, activo y solidario de los cubanos para la búsqueda de consenso, para unir voluntades, para enriquecer y beneficiarse de la diversidad y privilegiar lo que nos une en lugar de lo que nos separa».

Consideró que el mundo reclama «paz, desarrollo, justicia, solidaridad, cooperación y confianza mutua» y advirtió que «no se beneficia con la división, la selectividad y las imposiciones unilaterales».

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA