EEUU condena «el acoso y la vigilancia de activistas» en Cuba y su apoyo a Maduro en Venezuela

El subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental de Estados Unidos, Michael Kozak
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental de Estados Unidos, Michael Kozak, ha condenado este martes «el acoso y la vigilancia» que sufrirían «los activistas» en Cuba, al mismo tiempo que destacaba cómo las sanciones de Washington han logrado frenar la ayuda que el «régimen de Castro» utiliza para «financiar su represión en Cuba y su interferencia maligna en Venezuela».

Kozak, que se ha referido durante una videoconferencia a las recientes protestas de grupos de activistas y artistas en Cuba, ha señalado que estas acciones «suponen un momento decisivo para los Derechos Humanos en Cuba».

Estas protestas a las que se ha referido Kozak tuvieron lugar durante el fin de semana de Acción de Gracias, ha detallado el funcionario, cuando un grupo de personas se reunieron frente al Ministerio de Cultura para protestar pacíficamente.

Aunque según Kozak los funcionarios cubanos se reunieron con representantes de las protestas y aceptaron sus demandas de permitir más libertad de expresión, «en cuestión de horas el régimen volvió a su habitual libro de jugadas polvorientas, renegando de los compromisos que había hecho, lanzando una campaña de desprestigio y desinformación, e intensificando el acoso y la vigilancia de los activistas».

El funcionario ha hecho referencia al Movimiento de San Isidro, que se «ha convertido en blanco de continuos acosos y detenciones arbitrarias por parte del régimen», y al Decreto Número 340, al que ha considerado como una medida de «represión de la libertad de expresión» porque obliga a los artistas a pedir permiso al Gobierno para actuar y le otorga la facultad de suspender cualquier actuación.

El funcionario también ha repasado la política adoptada por la Administración del presidente, Donald Trump, con respecto a Cuba, resaltando el bloqueo de transacciones financieras con personas cubanas, y en especial, en «negar al régimen de Castro los recursos que utiliza para financiar su represión en Cuba y su interferencia maligna en Venezuela».

Para conseguir este objetivo, ha detallado, han sancionado a las instituciones militares, de seguridad e inteligencia cubanas para «fortalecer la sociedad civil y el sector privado de Cuba, pero no el régimen represivo cubano».

También se ha referido a las medidas en el ámbito del turismo, como las restricciones de viaje a los hoteles e instalaciones turísticas controladas por el Gobierno, y contra el «recorte» que reciben los militares de las remesas.

En este sentido, se ha establecido «un casi monopolio de las divisas que generan las remesas» y, además, «los militares incautan divisas para sus propios fines, usándolas para financiar su interferencia en Venezuela y apuntalar sus propios negocios fallidos», ha denunciado Kozak.

CONCIENCIA INTERNACIONAL

Por otro lado, ha asegurado que Estados Unidos ha logrado «crear conciencia internacional de los abusos en las misiones médicas cubanas en el extranjero», un «negocio con fines de lucro» que ha considerado es «la principal fuente de ingresos del régimen de Castro».

Kozak también ha denunciado, al respecto de las misiones médicas, que el Gobierno «priva a su propio personal médico de hasta el 90 por ciento de sus salarios» y ha instado a los países que acogen a trabajadores cubanos a «depositar directamente los salarios en sus cuentas bancarias personales en lugar de llenar las arcas del régimen».

También ha hecho referencia a que «varias democracias como el Parlamento de la Unión Europea, el Gobierno checo y holandés y organizaciones internacionales» han condenado la «represión» contra activistas.

Por otro lado, preguntado por la presencia del expresidente José Luis Rodríguez Zapatero el pasado domingo durante los comicios parlamentarios venezolanos, junto con otros exlíderes como Evo Morales, ha asegurado que no les sorprende «que continúe en esa línea» ya que «tiene una historia con Maduro y Venezuela».

«APUNTALANDO LA DICTADURA DE MADURO»

El subsecretario ha añadido, por otro lado, que «cientos de militares cubanos y asesores de inteligencia continúan apoyando activamente y apuntalando la dictadura de Maduro», proporcionándole las herramientas para «reprimir cualquier disidencia doméstica, incluyendo la disidencia dentro del Ejército de Venezuela».

A cambio, «Maduro roba el petróleo y el gasóleo de su propio país y los envía a Cuba, mientras que los venezolanos soportan largas líneas de combustible y hambre», ha comentado, por lo que se deben tomar medidas a nivel internacional «para poner fin a esta intervención en Venezuela».

«Hasta que Cuba deje de tratar a Venezuela como una colonia, los asuntos de Cuba y Venezuela no pueden ser tratados por separado», ha concluido.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA