A jugar golf, el que sepa

Uno de esos cambios, extraños en esta isla comunista, es lo que parece ser el impulso a un turismo de alto estándar, o lo que es lo mismo, para gente con mucha, mucha plata, basado en la construcción de campos de golf, marinas, urbanizaciones de lujo, etc, etc, etc. Uno de esos cambios, extraños en esta isla comunista, es lo que parece ser el impulso a un turismo de alto estándar, o lo que es lo mismo, para gente con mucha, mucha plata, basado en la construcción de campos de golf, marinas, urbanizaciones de lujo, etc, etc, etc.

Verdaderamente, ni Radio bemba se lo imagina, porque hasta ahora la mayoría de los turistas que viajan a la isla son personas que se pasan el año entero doblando el lomo para al menos durante una semana darse una vida muelle en La Habana, Varadero o los Jardines del Rey.

Resulta que las autoridades turísticas evalúan los planes para iniciar a partir del 2011 la construcción de hasta 16 instalaciones dedicadas a la práctica del golf, y con ese propósito adelantan negociaciones que involucran a empresas internacionales especializadas en la materia.

Se dice que de los proyectos aprobados, cuatro tienen las negociaciones muy avanzadas y se desarrollarán en la oriental provincia de Holguín y la occidental de Pinar del Río. Los dos restantes incluyen a La Habana y al balneario de Varadero.

En la actualidad la isla dispone de dos campos para esta actividad, entre ellos el Varadero Golf Club, con 18 hoyos y 69 hectáreas, y el de Capdevila, en Ciudad de La Habana.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA