Cuando el bolsillo aprieta

Cuando el bolsillo aprieta, sobran los llamados al ahorro y hay que acortar gastos como sea, y así parece ocurrirle a los cubanos, pues a la eliminación de gratuidades que paulatinamente se ha ido colando en su vida cotidiana, se sumó en los últimos días el anuncio de la Unión Eléctrica de un nuevo incremento en las tarifas a quienes consuman más de 300 kilowatt-hora mensualmente, con lo cual, según advirtió esa empresa, no se afecta al 94,4 por ciento de los hogares y sí se reduce parte del subsidio estatal a la población. Cuando el bolsillo aprieta, sobran los llamados al ahorro y hay que acortar gastos como sea, y así parece ocurrirle a los cubanos, pues a la eliminación de gratuidades que paulatinamente se ha ido colando en su vida cotidiana, se sumó en los últimos días el anuncio de la Unión Eléctrica de un nuevo incremento en las tarifas a quienes consuman más de 300 kilowatt-hora mensualmente, con lo cual, según advirtió esa empresa, no se afecta al 94,4 por ciento de los hogares y sí se reduce parte del subsidio estatal a la población.

Se dice que los que gastan más, y que hoy constituyen el 5,6%, consumen el 14,4% de la electricidad del sector residencial, por lo que se pretende estimular el ahorro y un uso más racional de la electricidad, y ajustarse los pantalones.

Así, si usted consume entre 301 y 350 pagará 1,50 pesos por kilowatt-hora; de 351 a 500 el pago será de 1,80 el kilowatt; entre 501 y mil, dos pesos y quienes gasten más de 5.000 kilowatt-hora deberán pagar cinco pesos por cada uno.

Ya muchos corrieron a revisar los viejos recibos de pago a ver si se pasan, aunque las nuevas tarifas comenzarán a aplicarse al consumo eléctrico que se realice en la segunda quincena de noviembre del 2010, y el cobro correspondiente a este consumo se hará efectivo en enero del 2011, es decir, que para los más gastadores el año comienza con alta tensión.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA