Sergio Luis PEÑA Rector del ISDI y presidente del Comité Organizador del evento Forma 2015

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La inauguración en 1984 del Instituto Superior de Diseño Industrial (ISDI) con el reto de fomentar la preparación de diseñadores que impulsen y contribuyan al progreso económico del país y al mejoramiento de la calidad de vida de su población ha sido el mayor hito de la industria del diseño en Cuba. En ese sentido, y a propósito del VIII Congreso Internacional de Diseño de La Habana, Forma 2015, que se desarrollará del 16 al 18 de junio en el capitalino Palacio de Convenciones, Negocios en Cuba, publicación de Prensa Latina, conversó con Sergio Luis Peña Martínez, rector del ISDI y presidente del Comité Organizador del evento. – ¿Qué impacto tiene el diseño en la economía cubana y en esta coyuntura?

– El diseño se ocupa de que un producto sea usado y entendido de la mejor manera, ello eleva la calidad de vida y las condiciones sociales. Sin embargo, existe incomprensión de la importancia y el papel que la profesión desempeña, lo cual muchas veces se asocia a un gasto adicional, cuando se trata de una inversión. Nosotros exhortamos a hacer más propaganda y publicidad en el país y a fomentar el marco legal regulatorio que apunte hacia un óptimo ejercicio de la profesión. Incitamos a multiplicar las vías de acceso para que los empresarios conozcan las gestiones y la información sobre el diseño. Hemos formado diseñadores de alta calidad, capaces de responder a cualquier demanda. Y nos mantenemos en la línea de preparar profesionales que aporten soluciones competitivas a los problemas, a la par de supervisar que nuestros productos sean óptimos y puedan competir en el entorno internacional.

-¿Y los grandes retos?

-Queremos dedicar mayor esfuerzo a aquellos espacios en los que el país apuesta desde el punto de vista económico y social, es decir, al sector médico, turístico, hotelero, comercial, científico y comunicativo, entre otros. Además, el diseño cubano aún tiene retos que vencer para adaptarse a las nuevas exigencias del escenario socio-económico actual. Debemos proveer más espacios para canalizar mayor información a la comunidad empresarial, al tiempo que desde la universidad abrimos otros espacios para la formación de los posgraduados. En ese sentido tenemos una maestría que cumple con los requisitos pertinentes, y pensamos, además, incorporar herramientas promocionales y formativas para brindar más conocimientos de diseño y de soluciones competitivas a los empresarios y emplear las utilidades del diseño de manera más eficiente. Otro aspecto es fomentar transformaciones dentro de los planes de estudio para que los profesionales salgan con práctica laboral.

-¿Qué esperar de esta edición de Forma?

-En Forma 2015 prevemos la presentación de 205 ponencias, 136 de ellas propuestas por expertos provenientes de una veintena de países. Vale agregar que los diseñadores cubanos acumulan una significativa cantidad de importantes galardones otorgados en concursos foráneos y nacionales, entre ellos, en la Bienal Iberoamericana de Diseño de 2014, en Madrid, donde conseguimos colocar a 14 finalistas. El Congreso -bajo el lema Diseño con sentido- estará organizado en diferentes eventos que abordarán como temas centrales la relación entre el diseño y la industria, la identidad cultural y social, la innovación, el desarrollo sostenible y la formación de profesionales, al tiempo que será un escenario propicio para el debate e intercambio entre diseñadores, académicos, investigadores y empresarios. La exposición asociada ofrecerá una importante oportunidad para que los diferentes sectores de la industria puedan publicitar y ofertar sus servicios.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA