Abdala Producciones se enfrenta a un futuro incierto a causa de la prohibición de importar

La Productora musical Abdala, el moderno estudio de grabación de La Habana que el Gobierno cubano creo para contentar a figuras musicales clave como Silvio Rodríguez, ha visto como las reformas económicas impulsadas por Raúl le afectaban directamente. La Productora musical Abdala, el moderno estudio de grabación de La Habana que el Gobierno cubano creo para contentar a figuras musicales clave como Silvio Rodríguez, ha visto como las reformas económicas impulsadas por Raúl le afectaban directamente.

Hasta hace muy poco, esta filial artística de Cimex, la gran corporación que Fidel ideó para las operaciones exteriores de La Habana, disfrutaba de autonomía para comprar suministros en los mercados internacionales. Ahora ya no podrá hacerlo.

La mala situación de la economía de la Isla ha movido al Gobierno de Raúl Castro a establecer la prohibición de importar y exportar a las corporaciones y empresas nacionales. Busca de esta manera, según anunció, mejorar la balanza comercial cubana y realizar un parón para reorganizar los gastos e ingresos.

En el listado de empresas que verán restringida su libertad para comerciar con el exterior se encuentra la Corporación Cimex, que incluye a Producciones Abdala.

En declaraciones a Cuba Económica, un trabajador de la empresa ha asegurado que el estudio se ha visto afectado por la prohibición, pero “los artistas continúan viniendo a grabar y el estudio está abierto a quien lo desee.”

Lo cierto es que desde hace unos cuantos años, la productora depende de la Corporación Cimex para poder adquirir en el exterior los repuestos necesarios para los aparatos de grabación con los que cuenta.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA