Activar una línea de teléfono móvil cuesta un 80% menos que hace dos años

Luis Naranjo, director de Comunicación de la ‘Etecsa’, la compañía telefónica cubana encargada de proveer los servicios públicos de telecomunicaciones, que está participada por Telecom Italia, ha asegurado en la prensa local que desde que el Gobierno de Raúl Castro permitió a los ciudadanos de la Isla poder acceder ‘libremente’ a la telefonía móvil la tarifa de activación de línea se ha recortado en un 80%. Luis Naranjo, director de Comunicación de la Etecsa, la compañía telefónica cubana encargada de proveer los servicios públicos de telecomunicaciones, que está participada por Telecom Italia, ha asegurado en la prensa local que desde que el Gobierno de Raúl Castro permitió a los ciudadanos de la Isla poder acceder libremente a la telefonía móvil la tarifa de activación de línea se ha recortado en un 80%.

Los datos aportados son innegablemente ciertos, ya que en marzo de 2008 el precio que tenía que pagar un cubano por contratar un teléfono móvil, los gastos de matriculación como quien dice, ascendían a 120 dólares, cerca del 50% del sueldo mensual medio. En la actualidad para contratar el servicio sólo hay que pagar 43 dólares, sin embargo, esta cifra aún resulta excesiva para los sueldos que hay en la Isla.

No ya en relación con los emolumentos de los isleños, más bien en comparación con las tarifas vigentes en el mundo, en general, donde, además por los efectos de la competencia, muchas veces hay ofertas que ‘regalan’ el alta de línea.

Naranjo ha explicado que las condiciones económicas de Cuba no permiten un recorte radical del precio y ha asegurado que se continuará con la aplicación de una ‘rebaja sostenida y paulatina’.

Muchos diplomáticos cubanos que residen en La Habana consideran que la telefonía móvil en Cuba todavía debe enfrentar varios retos tecnológicos, económicos y en el orden específico de las telecomunicaciones. Otro de los aspectos importantes que las autoridades deben tener en cuenta es la organización de los servicios postventa, la venta de terminales más baratos, así como en lo relacionado con la seguridad y estabilidad de las comunicaciones.

De momento, si las previsiones de la empresa se cumplen, al finalizar el año habrá un millón de cubanos con teléfono móvil. Una cifra que podría llegar a los 2,4 millones en los próximos cinco años.

El Gobierno de Raúl Castro autorizó a finales de marzo de 2008 que los cubanos pudieran activar líneas de telefonía celular, hasta entonces solo permitido a usuarios extranjeros, compañías e instituciones del Estado.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA