Cuba agradece la colaboración de la ONU para enfrentar los daños causados por el huracán Ian

El ministro de Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez

El canciller cubano, Bruno Rodríguez Parrilla, agradeció el jueves a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) por el aporte realizado en beneficio de los damnificados por el huracán Ian, que azotó el oeste de la isla el 27 de septiembre.

«En nombre del pueblo y gobierno de Cuba, agradecemos el valioso apoyo del Sistema de Naciones Unidas a nuestra recuperación del huracán Ian. Su aporte permitirá beneficiar a muchas familias damnificadas», escribió el ministro de Relaciones Exteriores en su cuenta en Twitter.

De acuerdo a información ofrecida por la cancillería en su página web, la ONU presentó un plan de acción por 42 millones de dólares para apoyar a las autoridades de Cuba a atender necesidades de personas afectadas por el huracán Ian, que azotó el occidente del país, especialmente la provincia de Pinar del Río, a finales de septiembre.

Según Stéphane Dujarric, vocero del secretario general de la ONU, la iniciativa debe beneficiar a casi 800.000 personas e incluye 3,7 millones de dólares reasignados de la financiación del equipo de la ONU, así como 7,8 millones de dólares adicionales del Fondo Central para la Acción en Casos de Emergencia de las Naciones Unidas.

El plan apoya los esfuerzos de respuesta inmediata y las necesidades de recuperación a largo plazo en sectores como la vivienda, salud, educación, seguridad alimentaria y el acceso al agua potable y la electricidad, subraya el sitio web Cubadebate.

Por su parte, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) donó más de ocho toneladas de material sanitario y medicamentos, los que fueron distribuidos en las zonas más afectadas por el huracán.

A su vez, Cuba coordina acciones con organismos internacionales para enfrentar el desastre dejado por Ian, sobre todo en la occidental provincia de Pinar del Río, mientras avanza en las labores de recuperación con esfuerzos propios y el apoyo de otras naciones, añade el medio local.

El huracán Ian azotó el occidente de Cuba donde impactó con categoría tres (de cinco) (la máxima es cinco), con lluvias y vientos de más de 200 kilómetros por hora, provocando severos daños en la infraestructura habitacional, el suministro de energía, las telecomunicaciones y la agricultura, entre otros sectores.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA