Cuba recupera parcialmente el servicio eléctrico tras un apagón a nivel nacional por el caso del huracán Ian

Apagón en Cuba

Cuba ha restablecido parcialmente el servicio eléctrico tras el apagón que ha sufrido a nivel nacional debido a una avería en el sistema a causa del paso del huracán ‘Ian’ por la isla, según han informado las autoridades locales.

La línea eléctrica cubana, tras sufrir un colapso que dejó sin servicio a todo el país a las 18.00 horas (0.00, hora peninsular), ha recuperado la conexión de varias líneas, con un total de 224 megavatios. De esta forma, la red ha podido entregar energía al centro de la Habana, así como a otras localidades.

«En el momento de las averías estaban sin servicio 835 MW debido a los daños generados por el huracán ‘Ian’ en las provincias desde Pinar del Río hasta Mayabeque, y se operaba con altos niveles de transferencia entre la zona occidental y la zona centro oriental», han dicho las autoridades en un informe publicado por Cubadebate.

La compañía nacional Unión Eléctrica (UNE) reconoció en un comunicado que los trabajos son procesos «complejos», por lo que se espera reparar paulatinamente la red eléctrica cubana entre la noche del martes y la madrugada del miércoles.

De acuerdo a declaraciones a ‘Prensa Latina’ del director de la UNE, Lázaro Guerra, la interrupción se produjo tras la afectación en las redes de la región central del país, donde se produjo un apagón en cuatro provincias, que después provoó un fallo a nivel nacional.

Actualmente se intenta interconectar con el sistema nacional los enlaces de varias plantas del país para alimentar las centrales termoeléctricas y restablecer el servicio, un proceso que llevará tiempo, según apuntó Guerra.

Con todo, el huracán ‘Ian’ se ha desplazado por el sudeste del golfo de México, abandonando poco a poco Cuba con vientos de hasta 195 kilómetros por hora al norte de Bahía Honda, en el centro de la isla.

Durante la mañana de este martes el huracán ha sido calificado como de categoría tres –en una escala de cinco–, después de que se hayan registrado rachas de hasta 200 kilómetros por hora. Sin embargo, ha ganado fuerza en las últimas horas y es ya un fenómeno de categoría cuatro en la escala de cinco de Saffir-Simpson, lo que ha puesto en guardia a las autoridades y los habitantes del estado de Florida, en Estados Unidos.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA