EEUU se convierte en el quinto socio comercial de la Isla en el 2009

La paradoja estadounidense. En un año como 2009, en el que se produjo un drástico recorte del comercio exterior cubano, EEUU consolidó su posición como quinto socio comercial de Cuba. La paradoja estadounidense. En un año como 2009, en el que se produjo un drástico recorte del comercio exterior cubano, EEUU consolidó su posición como quinto socio comercial de Cuba.

Con dos cuestiones añadidas, el recorte a sus importaciones fue inferior al experimentado por los cuatro países que le preceden en la tabla, es decir Canadá, Venezuela, España y China, y, sobre todo, la Isla no ha dejado nada a deber a estos suministradores estadounidenses, ya que está obligada por ley a abonar los productos en efectivo antes de ser desembarcados.

Además, en este comercio exterior sólo existe una dirección posible, que la Isla adquiera productos agroalimentarios en EEUU, las exportaciones están prohibidas por las leyes que fijan el embargo. De hecho, este floreciente comercio se basa en una excepción humanitaria aplicada en el año 2000 a esta regulación tras los devastadores efectos que tuvo en todo el Caribe el huracán Michelle.

En definitiva, según las estadísticas oficiales cubanas, el pasado año, Cuba adquirió alimentos a proveedores estadounidenses por valor de 563,268 millones de euros, un 30% menos que los 802,901 millones de euros del año anterior.

La crisis de liquidez que sufre Cuba ha tenido también un impacto devastador sobre las compras de suministros de sus tradicionales socios. Así, las importaciones procedentes de Venezuela se han reducido un 35,7%, las de China un 33,5%, las de España un 36,40% y las de Canadá un 48,59%.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA