El gobierno cubano destaca el acceso a salud, educación y seguridad en la isla pese a bloqueo

El presidente cubano Miguel Díaz-Canel (I) y el primer secretario del Partido Comunista Cubano, Raul Castro (D), el 1 de mayo de 2019, en La Habana

«El bloqueo (de EEUU) es ahora mismo la mejor prueba que si funciona el socialismo. Bajo el fuego de ser un país bloqueado somos referentes en el acceso a la salud, la educación, los niveles de seguridad y protección de la ciudadanía, y los índices de natalidad, entre muchos otros», subrayó Díaz-Canel ante unas 10.000 personas que se congregaron en la plaza de actos de la ciudad de Cienfuegos (centro-sur).

En el acto, el mandatario cubano mencionó las nuevas medidas económicas que fueron expuestas en la recién finalizada sesión ordinaria de la Asamblea Nacional del Poder Popular (Parlamento), como parte del esfuerzo gubernamental para salir de la crisis que sacude al país, agudizada por los efectos de dos años de pandemia.

Además, llamó a trabajar a partir de la unidad de todo el pueblo, a elevar la capacidad de resistencia, creatividad y unidad, los que calificó como baluartes para avanzar.

Estaban presentes, además, el expresidente Raúl Castro (2008-2018) y Ramiro Valdés, protagonistas de la acción armada ocurrida hace 69 años, y que dio inicio a las luchas revolucionarias en la segunda mitad del siglo pasado.

Por su parte, la primera secretaria del Partido Comunista en la provincia de Cienfuegos, Maridé Fernández, destacó los esfuerzos hechos en la provincia en los últimos años, para mantener altos índices de vacunación contra la covid-19, mantener una baja cifra de mortalidad infantil, y el trabajo en principales líneas económicas para contribuir a la gestión gubernamental de superar la crisis que sacude el país.

El 26 de julio de 1953, un grupo de jóvenes integrantes de la llamada Generación del Centenario , liderados por el entonces joven abogado Fidel Castro (1926-2016), asaltaron el cuartel Moncada, la segunda fortaleza militar de la isla, ubicada en la ciudad de Santiago de Cuba (este), con la intención de ocupar armas, distribuirlas al pueblo y generar un movimiento insurreccional que provocara la caída de la dictadura encabezada por el general Fulgencio Batista.

El asalto a la fortaleza militar fracasó, los jóvenes combatientes fueron encarcelados, y al salir de prisión se trasladaron a México, donde organizaron una expedición militar que dio inicio a una guerra que concluyó en enero de 1959 con el triunfo de la Revolución cubana.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA