El poder conseguido por Ramiro Valdés inquieta en el Partido Comunista

El comandante de la Revolución, vicepresidente de los consejos de Estado y Ministros y ministro de Ciencia y Tecnología, Ramiro Valdés, ha alcanzado tal poder que ya circulan en Cuba versiones sobre la posibilidad de que, incluso, se haya preparado para sustituir a Raúl y terminar con las más de cinco décadas de dominio de la Isla de la familia hegemónica, según han asegurado ciertos analistas residentes en La Habana. El comandante de la Revolución, vicepresidente de los consejos de Estado y Ministros y ministro de Ciencia y Tecnología, Ramiro Valdés, ha alcanzado tal poder que ya circulan en Cuba versiones sobre la posibilidad de que, incluso, se haya preparado para sustituir a Raúl y terminar con las más de cinco décadas de dominio de la Isla de la familia hegemónica, según han asegurado ciertos analistas residentes en La Habana.

El poder y la relevancia adquirida en los últimos tiempos por Valdés, y que inquieta a miembros del Partido Comunista cubano, queda plenamente reflejada en el exterior, recientemente ha viajado con frecuencia a Venezuela y Nicaragua, socios del Alba, y en el interior, gracias a sus apariciones constantes en Granma, el órgano oficial del Partido Comunista, que dirige ahora Lázaro Barredo, un periodista que solía escribir en Trabajadores, la publicación del Sindicato Unido.

En Granma, el único medio de comunicación junto con la televisión que realmente tiene cierto impacto en el país, Valdés hace y deshace ahora, del mismo modo en que solía actuar Fidel Castro hace cinco años.

Ramiro Valdés forzó a los responsables del periódico a cambiar un reportaje que se había realizado sobre la reconstrucción del acueducto de Santiago, que leyó antes de que se publicará, como quedaba claro en la propia información.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA