El presidente de Iberia asegura que regresan a Cuba «para quedarse»

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente ejecutivo de la aerolínea, Luis Gallego, quien ha llegado hoy a la isla en el vuelo con el que su compañía ha retomado esta ruta, ha asegurado ante los medios congregados en el Aeropuerto Internacional José Martí de La Habana que: «Volvemos para quedarnos y volvemos para que esta ruta siga siendo una de las preferidas de Iberia», según declaraciones que recoge la Agencia Efe. El presidente ejecutivo de la aerolínea, Luis Gallego, quien ha llegado hoy a la isla en el vuelo con el que su compañía ha retomado esta ruta, ha asegurado ante los medios congregados en el Aeropuerto Internacional José Martí de La Habana que: «Volvemos para quedarnos y volvemos para que esta ruta siga siendo una de las preferidas de Iberia», según declaraciones que recoge la Agencia Efe.

Como muestra simbólica del aprecio al que ha hecho referencia Gallego en sus declaraciones, el vuelo inaugural de Iberia procedente de Madrid ha sido operado especialmente para esta ocasión a bordo de un Airbus A340/600, el más grande de la compañía, con capacidad para 346 pasajeros.

A partir de ahora, Iberia ofrecerá cinco vuelos semanales (lunes, martes, miércoles, sábados y domingos) entre Madrid y La Habana en aviones Airbus A330, con capacidad para 278 pasajeros, 36 de ellos en clase «business». En total, unos 12.000 asientos mensuales.

Hay que recordar que pese a que Iberia empezó a volar a La Habana en 1949, la compañía había suprimido esta ruta en 2013 «debido a las dificultades económicas que atravesaba la compañía y en especial esta ruta a Cuba», según recordó Luis Gallego. Ahora, según el primer ejecutivo de Iberia, más de dos años después, y tras una reestructuración, la aerolínea ha podido regresar, en especial, «gracias al acuerdo con las tripulaciones técnicas», que habrían permitido «retomar la ruta a La Habana antes de lo previsto».

No obstante, es más que probable que el proceso de «deshielo» entre La Habana y Washington haya acelerado este regreso ya que en los últimos meses han sido constantes las visitas de carácter político y empresarial de diversos países para explorar nuevas posibilidades de negocio. Así, si Iberia consideraba deficitario este trayecto hace dos años, en gran medida porque su pasaje era abrumadoramente turístico, ahora parece considerar que se dan las condiciones para un mayor peso de los viajes de negocios, como se refleja en las plazas destinadas a clase «business».

No por casualidad, Iberia hizo público su regreso a La Habana a finales de enero pasado, un mes después de que EE UU y Cuba anunciasen la decisión de restablecer sus relaciones diplomáticas.

Una valoración en la que parece coincidir la directora general de Marketing del Ministerio de Turismo cubano, María del Carmen Orellana, quien en el acto de recibimiento en el aeropuerto habanero afirmó que esta nueva línea permite «abrir nuevas posibilidades de negocio», al tiempo que confió en trabajar «unidos por nuevas metas y nuevos compromisos».

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA