Empresas de Canadá y Reino Unido, las únicas interesadas en los campos de golf

De momento, sin tener en cuenta, al menos un par de proyectos con capital español que van a ponerse en marcha, sólo la compañía canadiense Leisure y la firma británica Esencia Hoteles & Resort han mostrado su interés en participar en los proyectos de construcción de campos de golf. De momento, sin tener en cuenta, al menos un par de proyectos con capital español que van a ponerse en marcha, sólo la compañía canadiense Leisure y la firma británica Esencia Hoteles & Resort han mostrado su interés en participar en los proyectos de construcción de campos de golf. Los primeros, según cuenta su consejero delegado Robin Connors, planean construir un complejo residencial en Jibacoa, a 64 kilómetros de La Habana. Y los segundos tendrían un proyecto similar, que se realizaría en el Carbonera County de Varadero y costaría unos 300 millones de dólares, según los cálculos hechos públicos por sus promotores. Ahora, tras la promulgación de la nueva Ley que eleva hasta 99 años, el periodo de tiempo por el que los inversores internacionales pueden disponer en usufructo de tierras cedidas por el Estado cubano, que se mantiene como propietario, hay mucha especulación sobre los proyectos residenciales con instalaciones deportivas adosadas que tiene encima de la mesa el Gobierno de la Isla pendientes de aprobación. Las informaciones publicadas reflejan cifras diversas que oscilan entre 10 y 14 complejos de este tipo, pensados para atraer hasta Cuba a un turismo de alto poder adquisitivo y aprovechar una eventual liberalización de los viajes de todos los ciudadanos estadounidenses a la Isla promovida por Obama.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA