Las autoridades cerrarán comedores obreros para ahorrar 20 millones de euros

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La viceministra de Economía, María Vélez, ha asegurado que el Gobierno cerrará los comedores obreros que dan servicio a 225.000 empleados. Pese a las compensaciones que recibirán los afectados, con esta medida las autoridades pretenden ahorrar más de 20 millones de euros. La viceministra de Economía, María Vélez, ha asegurado que el Gobierno cerrará los comedores obreros que dan servicio a 225.000 empleados. Pese a las compensaciones que recibirán los afectados, con esta medida las autoridades pretenden ahorrar más de 20 millones de euros.

Una necesidad perentoria para el Estado que necesita urgentemente los más de 20 millones de euros que se ahorrará para pagar a algunos proveedores, como los suministradores de arroz de Vietnam, que han amenazado muy en serio con cortar los envíos si no se cancela parte de su deuda.

El anuncio ha sido efectuado por un segundo espada: la viceministra de Economía, María Vélez, como si este asunto mayor que va a complicar el día a día de una población que hasta ahora, al menos, tenía solucionada una comida diaria, fuera cosa de calderilla, de esos tres millones más que se ahorran también por el transporte, los complementos de horas extras y la energía eléctrica que no se gastará.

La noticia es pésima, por más que se esperara desde hace ocho meses cuando se aplicó a 2.814 trabajadores cubanos en un programa ‘piloto’ que incluía sólo cuatro ministerios. Los 15 pesos cubanos (menos de 50 céntimos de euro) diarios que se les entrega a estos funcionarios, con independencia de su salario, como compensación para que coman en otra parte sirven de poco. Entre otros motivos, porque no hay donde hacerlo.

La extensión de la medida abarca, por el momento a todo el sistema bancario, la cancillería, los ministerios de Turismo, Transporte y Comercio Exterior, así como dependencias de Agricultura y Finanzas, el Instituto de Aeronáutica Civil, la Cámara de Comercio y la corporación comercial Cimex. Pero no terminará aquí, Vélez ya ha explicado que se cerrarán paulatinamente los 24.700 comedores que hay en el país, en los que se alimentan aún 3,4 millones de trabajadores, con el objetivo de ahorrar unos 285 millones de euros por año.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA