Los primeros grupos accionariales del ‘neocastrismo’ afloran en ETECSA

La reciente operación en la que la compañía estatal Rafin ha comprado la participación de Telecom Italia en ETECSA (27%) ha terminado con la inversión extranjera en esta compañía, dado que, según se ha podido conocer ahora, los otros accionistas de la misma son Telefónica Antillana (51%), Universal Trade & Management Corporation (11%), Banco Financiero Internacional (6,15%), Negocios en Telecomunicaciones (3,82%) y Banco Internacional de Comercio (0,92%). Todas ellas, a su vez, estatales, aunque se desconoce a quién pueden pertenecer, al ser Cuba una economía centralizada en la que todo pasa por La Habana. La reciente operación en la que la compañía estatal Rafin ha comprado la participación de Telecom Italia en ETECSA (27%) ha terminado con la inversión extranjera en esta compañía, dado que, según se ha podido conocer ahora, los otros accionistas de la misma son Telefónica Antillana (51%), Universal Trade & Management Corporation (11%), Banco Financiero Internacional (6,15%), Negocios en Telecomunicaciones (3,82%) y Banco Internacional de Comercio (0,92%). Todas ellas, a su vez, estatales, aunque se desconoce a quién pueden pertenecer, al ser Cuba una economía centralizada en la que todo pasa por La Habana.

La operación se cerró el 31 de enero. Rafin desembolsó 706 millones de dólares (unos 523 millones de euros), 72 menos de lo que Telecom Italia solicitó a la española Telefónica, que había mostrado interés en 2009. En cambio, las autoridades de La Habana aún no saben muy bien qué hacer con ese porcentaje; si vendérselo a un inversor extranjero -y ya hay varios interesados- o si quedárselo.

Luis Perdomo, el ministro de Comunicaciones de la mayor de las Antillas, declaró en una rueda de prensa organizada durante la Feria de Informática de la Isla que “el proceso aún no está cerrado” y que “hay muchas negociaciones, con mucha gente, en marcha”. Aunque aclaró que “con o sin inversor extranjero” ETECSA mantendrá su soberanía.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA