Raúl Castro ‘saca’ el aseo personal de la libreta de racionamiento

Lavarse el cuerpo, los dientes o incluso la ropa va a resultar a partir de este año más caro para los ciudadanos en Cuba. Será así porque el Gobierno de la mayor de Las Antillas ha decidido ‘sacar‘ de la libreta de racionamiento tres artículos de higiene personal: el jabón, la pasta de dientes y el detergente. Lavarse el cuerpo, los dientes o incluso la ropa va a resultar a partir de este año más caro para los ciudadanos en Cuba. Será así porque el Gobierno de la mayor de Las Antillas ha decidido ‘sacar‘ de la libreta de racionamiento tres artículos de higiene personal: el jabón, la pasta de dientes y el detergente.

Ahora los cubanos que quieran acceder a este tipo de productos, deberán de acudir al llamado ‘mercado paralelo‘ para poder adquirirlos. Antes de que estos artículos desaparecieran de la libreta, otros como la patata y los guisantes ya no figuraban en ella. La sal y los frijoles, en cambio, no han sido eliminados, pero sí que se ha procedido a reducir su cantidad. La decisión de sacar el jabón, la pasta de dientes y el detergente de la libreta de racionamiento supone, para algunos analistas, dar un paso más en la supresión de los subsidios considerados como excesivos por el presidente cubano.

La libreta de racionamiento fue creada por los hermanos Castro en 1962 para asegurar a los cubanos el acceso a los productos básicos.

Sin embargo ahora, para el mandatario de la Isla, la libreta supone una situación injusta ya que se beneficia del mismo modo a los ciudadanos que realmente necesitan esta ayuda para sobrevivir, que a los que no padecen ninguna necesidad. Castro defiende que estas ayudas sólo deben ser ofrecidas a las familias pobres y así se evitaría el daño que hacen a la economía nacional acciones como el trueque o la reventa.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA