La industria internacional de los viajes en cruceros apuesta por Cuba

A pesar de las barreras económicas que EEUU impone a Cuba, la industria del turismo del país se encuentra en auge, incluso en la modalidad de cruceros. Esta esfera de la industria recreativa, según expertos del sector, resulta prohibitiva debido a que la mayoría de los barcos tienen su base de operaciones en puertos de EEUU. Medidas que afectan, sobre todo, a grandes empresas del sector, que podrían ofrecer a la Isla al menos un millón de turistas anuales, según datos de la Asociación de Cruceros del Caribe y La Florida. A pesar de las barreras económicas que EEUU impone a Cuba, la industria del turismo del país se encuentra en auge, incluso en la modalidad de cruceros. Esta esfera de la industria recreativa, según expertos del sector, resulta prohibitiva debido a que la mayoría de los barcos tienen su base de operaciones en puertos de EEUU. Medidas que afectan, sobre todo, a grandes empresas del sector, que podrían ofrecer a la Isla al menos un millón de turistas anuales, según datos de la Asociación de Cruceros del Caribe y La Florida.

Ejemplo de este auge es la iniciativa de la compañía anglo-rusa Tropicana Cruises, que ofrecerá antes de que termine 2010 un crucero a través de los principales destinos turísticos de Cuba. Se trata del ‘Crucero Adriana‘, que cuenta con una capacidad de 304 pasajeros, lo que supone un potencial de 10.000 viajeros anuales. Además, la compañía tiene planes de contratar a personal en su mayoría de origen cubano, lo que beneficiará, también, al sector laboral del país.

Igor Mynanylenko, vicepresidente de Tropicana Cruises, ha comentado que los ministerios de Turismo, Transporte y Cultura, entre otras instituciones cubanas, han apoyado esta idea, lo que reafirma el deseo de Cuba de desarrollar nuevas ofertas en la industria del ocio.

No es la única compañía que ofrece viajes de este tipo. El pasado mes de noviembre la española Happy Cruises apostó también por el destino cubano.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA