Nos dejó la cantautora Teresita Fernández, ‘Gran Dama’ de la canción cubana

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

LA CANTAUTORA CUBANA Teresita Fernández, cuyas canciones fueron la banda sonora que acompañó la infancia de generaciones de cubanos, murió en La Habana el pasado día 11 a los 83 años. Había nacido en la ciudad de Santa Clara, el 20 de diciembre de 1930. LA CANTAUTORA CUBANA Teresita Fernández, cuyas canciones fueron la banda sonora que acompañó la infancia de generaciones de cubanos, murió en La Habana el pasado día 11 a los 83 años. Había nacido en la ciudad de Santa Clara, el 20 de diciembre de 1930. Fernández compuso varios himnos para los niños cubanos, como ‘Mi gatico Vinagrito’ y ‘Lo feo’, cuya profundidad poética también sensibilizó a los adultos.

En 1948 se graduó de maestra en la Escuela Normal de Santa Clara, y en 1959 obtuvo un doctorado en Pedagogía. Educó con canciones que calaban en los niños, y transmitían valores como el respeto al otro, el rechazo a la discriminación y la virtud de la amistad. Sus ideales están reflejados en sus creaciones musicales, recreando el folclore campesino, el acontecer cotidiano y los sentimientos humanos. Canciones como ‘El gatico vinagrito‘, ‘La lluvia cayó‘, ‘Lo bello y lo feo‘, y ‘El corazón feliz‘, auténticos himnos para millones de cubanos.

También musicalizó las Rondas de Gabriela Mistral y el poemario Ismaelillo de José Martí, acompañada por su inseparable guitarra y el carisma sobrio, pero cautivante que la acompañó hasta el final.

El gran Ignacio Villa, ‘Bola de Nieve‘, afirmó que Teresita no necesitaba más adorno que la canción, y logró conectar con los jóvenes porque les cantaba en un idioma común.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA