El descenso de «cuentapropistas» cubanos apunta a más liberalizaciones

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Por primera vez desde que comenzó la «flexibilización» de la economía cubana, ha descedido el número de trabajadores por cuenta propia en el país caribeño que no obstante, representan el 10% de la población activa. Por primera vez desde que comenzó la «flexibilización» de la economía cubana, ha descedido el número de trabajadores por cuenta propia en el país caribeño que no obstante, representan el 10% de la población activa. En concreto, según ha revelado la prensa oficial cubana, el número de empleados en este modalidad ha disminuido desde las 504.600 personas de 2014, a 496.400 a finales del año que acaba de concluir.

Se trata de un descenso de 8.200 trabajadores, por tanto. Una cifra que si bien no es del todo despreciable, cabe calificar más como un estancamiento que como un descenso significativo ya que este se sitúa en torno al 1,6%. Además, ese casi medio millón de personas coincide con la sustitución de empleos estatales que el Gobierno cubano anunció como objetivo cuando comenzó sus reformas económicas.

También habría que señalar que el aumento ha sido espectacular ya que en 2010, cuando comenzó la flexibilización laboral, tan sólo 157.000 personas estaban empleadas por cuenta propia. Es decir, en seis años se ha incrementado en más de un 300% el sector. Sin embargo, lo verdaderamente relevante detrás de esta noticia es el cambio de tendencia.

Así, aunque desde el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social se ha intentado maquillar este cambio de tendencia apuntando a que esperan crecimientos «de manera paulatina», al sumarse a esa forma de gestión «un conjunto de establecimientos gastronómicos y de servicios a la población», toda apunta a que las flexibilizaciones emprendidas en 2010 han llegado a su tope.

Por ello, en sintonía con las señales políticas de los últimos meses, como la convocatoria del Congreso del PCC cubano, o los cambios impulsados a raíz del acercamiento a EEUU hacen prever a algunos analistas nuevas reformas que elminiarían trabas en el sector, al tiempo que, sobre todo, ampliarían la lista de categorías permitidas para esta actividad. Una línea en la que también apunta las matizaciones que se han hecho desde el Ministerio de Trabajo al apuntar a ese aumento «paulatino».

Hasta la fecha, las actividades más representadas en el sector son la elaboración y venta de alimentos, con 56.270 trabajadores; el transporte de carga y pasajeros con 50.482; el alquiler de viviendas, habitaciones y espacios con 28.634 y los agentes de telecomunicaciones con 24.195. El 65% de quienes trabajan en el sector privado lo hacen en las provincias de La Habana, Matanzas, Villa Clara, Camagüey, Holguín y Santiago de Cuba.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA