Contra la interferencia de EEUU en Cuba

Bloqueo
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Parlamentarios y sindicalistas británicos responsabilizan a EEUU de provocar los recientes disturbios en Cuba, instan al presidente Joe Biden a levantar el «inhumano» bloqueo con efecto inmediato y piden más solidaridad internacional con el gobierno de la Habana.

«Soy consciente de las dificultades que afrontan los cubanos, la escasez de comida y medicinas es crítica, pero es importante saber que el bloqueo es la causa fundamental de los efectos de las carencias», denunció Grahame Morris, diputado laborista, en un debate sobre la situación en Cuba.

ACCIÓN INMEDIATA

El también presidente del Grupo del Parlamento de Westminster (APPG, en sus siglas en inglés) sobre Cuba leyó párrafos de un reciente intercambio de correspondencia con la administración estadounidense, en el que instó a Biden a «actuar lo antes posible para relajar las crueles y punitivas restricciones» impuestas por el anterior presidente, Donald Trump.

En respuesta, la embajadora en funciones en Reino Unido, Yael Lampert, informó al grupo que «Washington está revisando la política actual con vistas a valorar su impacto en el bienestar económico y político de los cubanos» y aseguró que la sorprendente designación de Cuba como «Estado patrocinador de terrorismo» forma parte de la revisión iniciada por la «administración Biden-Harris» (vicepresidenta Kamala Harris).

«Desafortunadamente han incrementado las sanciones, en vez de rescindir las existentes, desde los recientes eventos», constató el parlamentario antes de denunciar los lazos que la administración demócrata está forjando con supuestos patrocinadores y «exponentes de una intervención violenta y de un cambio de régimen en la isla».

MUERTES INNECESARIAS

Su colega, Richard Burgon, identificó a este grupo de presión con la «derecha radical y elementos extremistas» de Florida y otros estados del país. «Desgraciadamente se regocijan con la penuria porque la ven como una oportunidad para presionar a los dirigentes estadounidenses a endurecer su posición en relación con Cuba», dijo.

«Es vital hablar del bloqueo de Cuba», añadió este diputado que coordina la facción socialista de Westminster creada en torno al anterior líder laborista, Jeremy Corbyn. En la crisis de la pandemia, según advirtió, el embargo estadounidense «impide a Cuba acceder a divisas extranjeras para adquirir medicinas, obstruye el suministro de ayuda médica contra el covid-19 y está causando muertes directamente».

Unas 300 personas se conectaron en directo al debate «¿Qué está sucediendo en Cuba?», que organizó la rama británica de la Campaña de Solidaridad con Cuba (CSC). La embajadora en Reino Unido, Bárbara Montalvo Álvarez; Len McCluskey, saliente secretario general del principal sindicato Unite, intervinieron, junto a los dos diputados y sendos periodistas latinoamericanos, en el evento online.

MINORIA ANTE LA ONU

«Si el Gobierno de EEUU realmente quisiera amparar al pueblo cubano, el presidente Biden tendría en cuenta a la comunidad mundial que reciente votó contra el bloqueo en la ONU por un margen de 184 países contra dos (EEUU e Israel)», declaró posteriormente a Sputnik el moderador del encuentro audiovisual y director de la CSC, Rob Miller.

Miller advierte de que Washington liberalizaría el envío de remesas, levantaría las sanciones que obstaculizan la contención del coronavirus en la isla, si el nuevo inquilino de la Casa Blanca «fuera serio» en sus mensajes de apoyo a los cubanos. «El presidente Biden podría decretar estos cambios inmediatamente y demostrar en un instante que sí le preocupa la salud y el bienestar de sus vecinos en Cuba», subrayó a esta agencia.

DISTORSIÓN INFORMATIVA

A su vez, en un mensaje pregrabado, McCluskey, criticó el «inhumano» embargo económico y la «política intervencionista» de EEUU que identificó como la «causa fundamental de los disturbios» de julio. «Fue un evento sin precedentes, pero no se produjo una explosión social», sostuvo la diplomática antes de aclarar que fue «instigado por mentiras para justificar una intervención» camuflada bajo la consigna de ayuda humanitaria.

«La intervención militar y el cambio de régimen es el objetivo final de los que piden crear el llamado pasillo humanitario desde Florida. Es falso y peligroso porque el llamado parte de la misma gente apoya el embargo y que llevan años pidiendo que lo endurezcan», denunció Burgon.

Para el dirigente socialista se trata de un pulso en defensa de los derechos de «autodeterminación, soberanía y el principio humanitario de que no se debe permitir que continúe el bloqueo». «Es hora de incrementar la solidaridad con Cuba, de rebatir las informaciones falsas y levantar la voz contra el bloqueo», proclamó tras recordar que es la posición que aboga la inmensa mayoría de gobiernos y ciudadanos.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA