El Gobierno cubano considera que las medidas de Barack Obama benefician más a EEUU

El Gobierno cubano consideró hoy que la directiva aprobada por el presidente estadounidense, Barack Obama, para hacer irreversible el deshielo con Cuba beneficia más a Estados Unidos que al pueblo cubano. El Gobierno cubano consideró hoy que la directiva aprobada por el presidente estadounidense, Barack Obama, para hacer irreversible el deshielo con Cuba beneficia más a Estados Unidos que al pueblo cubano.

«Las medidas son positivas aunque de carácter muy limitado y en general benefician a Estados Unidos más que a Cuba y su pueblo», aseguró la directora general para Estados Unidos de la Cancillería cubana, Josefina Vidal.

La diplomática cubana también resaltó que algunas partes de la directiva presidencial «mantienen un contenido injerencista».

Las declaraciones de Vidal son la primera reacción oficial del Gobierno cubano después de que Obama hiciera pública la directiva presidencial que intenta asegurar que ningún Gobierno estadounidense pueda en el futuro dar marcha atrás en su política de acercamiento a Cuba.

Las nuevas medidas del mandatario estadounidense incluyen una relajación del embargo en al área de infraestructura, cooperación médica y agricultura.

«No se expanden las exportaciones de Estados Unidos a Cuba, más allá de las limitadas ventas autorizadas anteriormente y que excluyen a los sectores claves de nuestra economía», apuntó Vidal.

La alta funcionaria cubana señaló que Washington mantiene las restricciones para las importaciones cubanas en territorio norteamericano, «especialmente las provenientes del sector estatal, con la única excepción de los productos farmacéuticos, aprobados en el nuevo paquete de regulaciones».

Las farmacéuticas cubanas podrán obtener la aprobación de las autoridades estadounidenses, por lo que las medicinas cubanas podrán ser importadas, distribuidas y vendidas en el país.

Otra de las disposiciones es que Estados Unidos eliminó el límite de 100 dólares en valor para el ron y cigarros de Cuba que los viajeros estadounidenses pueden llevar a su país cuando regresen de la isla.

«El documento no oculta el propósito de promover cambios en el ordenamiento político, económico y social, ni esconde la intención de seguir desarrollando programas injerencistas», afirmó Vidal en rueda de prensa.

La diplomática, que ha sido la cara cubana más visible en el proceso de normalización de relaciones diplomáticas entre ambos países, destacó que la nueva directiva reconoce al Gobierno cubano «como un interlocutor legítimo e igual».

Vidal señaló también que una relación de «convivencia civilizada dentro de las grandes diferencias que existen entre los dos gobiernos» sería beneficioso para ambos países.

La directiva presidencial de Obama se produce a menos de un mes para las elecciones presidenciales y justo unos días después de que el candidato Donald Trump reiterase que si llega a la Casa Blanca revertirá la política de acercamiento hacia la isla.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA