Científicos cubanos, premiados por una institución estadounidense

EL GRUPO DE CIENTÍFICOS cubanos creadores de la vacuna contra la Haemophilus Influenza tipo B recibieron el pasado 22 de febrero el trofeo del Museo de la Técnica para la Innovación de San José, California, en la categoría de Salud. EL GRUPO DE CIENTÍFICOS cubanos creadores de la vacuna contra la Haemophilus Influenza tipo B recibieron el pasado 22 de febrero el trofeo del Museo de la Técnica para la Innovación de San José, California, en la categoría de Salud. El acto fue celebrado en el aula maga de la Universidad de la Habana y durante el mismo, el jurado responsable de evaluar el premio aseguró que el medicamento beneficiará a la humanidad de forma significativa. El doctor Vicente Bencomo, uno de los padres de la vacuna y director del Centro de Estudios de Antigénicos Sintéticos recibió el galardón de manos del profesor Rene Roy, del departamento de Química y Bioquímica de la Universidad de Québec, en Montreal. Esta ceremonia tendría que haberse celebrado el pasado mes de noviembre, pero la Administración Bush negó la visa al doctor Verez, según informa el diario Granma, quien considera que es una nueva manifestación del endurecimiento del embargo de EEUU a Cuba, aún cuando se trata de medicinas de reconocido valor logradas por científicos nacionales. La Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) entregó en abril de 2005 su Premio y la Medalla de Oro al mismo medicamento, el primero en el mundo creado a partir de antígenos sintéticos. Un año antes, Cuba ya había introducido la vacuna con éxito en su sistema de salud, lo que permitió la sustitución de productos de alto coste importados del exterior. Ahora, todos los lactantes cubanos son inmunizados gratuitamente contra el Haemophilus influenza tipo b, que anualmente causa la muerte a medio millón de niños menores de cinco años que padecen meningitis, otitis y neumonía.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA