Comenzó el debate

El 1 de diciembre comenzó el debate de los Lineamientos de Política Económica y Social del Partido, el documento base que deberá ser aprobado en el congreso, previsto para mediados de abril próximo… El 1 de diciembre comenzó el debate de los Lineamientos de Política Económica y Social del Partido, el documento base que deberá ser aprobado en el congreso, previsto para mediados de abril próximo…

Según lo previsto, el debate se realizará hasta el 28 de febrero del 2011 y no solo en las organizaciones de base del Partido, sino en los barrios, empresas, escuelas y organizaciones de masas y sociales con la participación de todo el que quiera asistir.

Apenas han comenzado las discusiones, pero se supone que haya de todo, pues desde que se puso a la venta el documento en los estanquillos, no demoraron en aparecer mil y una opiniones en Radio Bemba.

Los detractores del gobierno, léase disidentes y compañía, aseguran que es más de lo mismo, pues para ellos la solución mágica de los problemas de Cuba parece estar en el cambio radical de sistema. Si eso esperaban habría que declararlos decididamente como unos rotundos ingenuos, porque los gobernantes cubanos no van a poner su cabeza en la bandeja del gobierno de Estados Unidos y menos de los fundamentalistas de Miami.

Los escépticos advierten que es tibio, porque ya una vez se hicieron ciertas aperturas más o menos parecidas a las actuales, y llegado el momento se quedaron a medio camino o se les dio marcha atrás.

Desde la cúpula de gobierno se asegura que los cambios que se proponen y cuya aprobación se da por segura, son para más socialismo, pero la «actualización del modelo», como gustan denominar desde las alturas a los cambios que se avecinan, implica una transformación seria del «estatismo» actual hacia formas más participativas de toda la sociedad, y está por ver si la burocracia asimila un vuelco así.

Pero incluso, dentro del bando de los partidarios del sistema, hay quienes miran con recelo algunas transformaciones y hasta quienes dicen, -los de extrema izquierda, que siempre los hay- que es la apertura decisiva y definitiva al capitalismo, pues se habla demasiado de trabajo privado y de mayor apertura al capital extranjero, y se dice poco del socialismo, y algunos hasta contaron que en el folleto, de 32 páginas, solo se menciona tres veces esa palabra.

Con tanta tela por donde cortar, el debate promete ser de altura y de todos los colores.

Lo que salga de ahí, habrá que ver.

Dentro de todo este ambiente solo faltaba algo esencial, que Fidel Castro, dedicado desde hace tiempo a reflexionar sobre los destinos del mundo, mirara hacia adentro y hablara del tema.

Y lo hizo, ante una representación de estudiantes universitarios, a quienes puso en claro su respaldo a las transformaciones que lleva adelante su hermano Raúl.

En esa aparición fue más allá, y dejó entrever que ya detenta solo simbólicamente su cargo como Primer Secretario del Partido Comunista y que podría dejar también ese puesto en el próximo congreso.

Aunque tales expresiones levantaron una polvareda en la prensa internacional, que de algo tiene que alimentarse, la cubana lo dijo, pero siguió de largo, y en Radio bemba tampoco ocupó primeros titulares.

Quizá sea porque para los cubanos -detractores o partidarios- el Comandante siempre será el Comandante, con cargos o sin ellos, como el chinito Deng Xiaoping, que mientras estuvo vivo, tras bambalinas seguía moviendo las riendas del gigante asiático.

Otro detalle significativo, que muchos parecen haber pasado por alto, es que tal como se aclaró en la convocatoria al Congreso del Partido, en las sesiones de abril solo se hablará de los asuntos económicos. Lo «demás» quedará para la Conferencia del Partido -el órgano de dirección más importante entre un congreso y otro, por encima incluso del Buró Político- la cual deberá realizarse en algún momento de lo que resta del 2011 y que debe prometer muchas sorpresas y el abordaje de otros asuntos, también cruciales, pero más centrados en la vida política y social del país.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA