cubaeconomica.com

El Gobierno cubano aprovecha la crisis migratoria para regular la salida de sus médicos

domingo 06 de diciembre de 2015, 01:00h
El Gobierno cubano ha regulado con efecto desde esta misma semana, la salida al exterior de médicos de diferentes especialidades con el propósito de frenar la emigración de profesionales de la Salud. Un éxodo profesional que ha empezado a suponer problemas en el abastecimiento en la Isla de especialidades como anestesia, cirugía general, cardiología, pediatría, neurocirugía, obstetricia y ginecología, neonatología u ortopedia y traumatología.
El Gobierno cubano ha regulado con efecto desde esta misma semana, la salida al exterior de médicos de diferentes especialidades con el propósito de frenar la emigración de profesionales de la Salud. Un éxodo profesional que ha empezado a suponer problemas en el abastecimiento en la Isla de especialidades como anestesia, cirugía general, cardiología, pediatría, neurocirugía, obstetricia y ginecología, neonatología u ortopedia y traumatología.



De esta forma, las autoridades de la Isla han aprovechado la reciente crisis migatorias para intervenir en un sector que también supone, a través del envío de médicos cubanos a misiones internacionales, una de sus exportaciones de servicios más lucrativos que igualmente se veía amenazada con la salida masiva de profesionales.



De fondo, existe la solicitud al Gobierno estadounidense de que ponga fin a sus políticas de inmigración especiales para los ciudadanos cubanos, como la Ley de Ajuste, que incentiva que estos salgan de la Isla gracias a las facilidades que obtienen para residir en EEUU.



Así, Cuba también ha aprovechado la reunión de los ocho países que componen el Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), realizada el 24 de noviembre en El Salvador, y a la que fueron invitados, además, México, Ecuador, Colombia y Cuba, para pedir a EEUU que ponga fin al Programa de Parole para Profesionales Médicos Cubanos es­tablecido en el 2006, durante la Pre­sidencia de George W. Bush.



Esta reunión se convocó para tratar la crisis migratoria que se ha producido en Centroamérica desde principios del mes de noviembre, como resultado de la llegada a Costa Rica, en números crecientes, de ciudadanos cubanos, procedentes de varios países latino­ame­ri­canos, con la intención de emigrar a los Estados Unidos.



Además, como decíamos, las autoridades habaneras, han aprovechado esta crisis migratoria para aplicar las regulaciones establecidas en el Decreto 306, del 11 de octubre de 2012. Es decir, aquellas que se refieren a "las salidas al exterior por asuntos particulares de profesionales médicos de diferentes especialidades que realizan actividades vitales en los servicios de Sa­lud a la población y en la actividad científico-técnica".



Según señala el Gobierno cubano en un comunicado oficial, "esto no significa que los médicos especialistas no puedan viajar o residir en el exterior"; pero sí que se priorizará "el relevo de cada profesional, para propiciar un ordenamiento laboral que garantice la accesibilidad, calidad, continuidad y estabilidad del funcionamiento de los servicios de Salud".



Además, los profesionales de la salud que han salido del país bajo la política migratoria hasta ahora en vigor, "ya sea por interés económico, familiar o profesional, incluyendo aquellos que han sido víctimas de políticas engañosas que los llevaron a abandonar sus misiones y su país", podrán reincorporarse al sistema de salud cubano y se les garantizará una ubicación laboral similar a la que tenían con anterioridad.



Más de 50.000 colaboradores cubanos prestan servicio de salud actualmente en diferentes modalidades de cooperación, en 67 países. La empresa Comercializadora de Servicios Médicos calcula ingresos anuales de 8.200 millones de dólares por exportación de servicios sanitarios.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios