C. Manuel PAZOS Ministro de Transportes de Cuba

En declaraciones a la agencia Prensa Latina, el ministro de Transportes de Cuba, Carlos Manuel Pazos, asegura que este año, su departamento ha puesto en marcha un programa de choque para recuperar en la medida de los posible unidades operativas que habían dejado de funcionar y también se han planificado nuevas inversiones con objeto de poder cubrir la demanda creciente de estos servicios. El ministro afirma también que gran parte de las dificultades del sector se relacionan con el bloqueo económico y comercial que EEUU mantiene sobre la Isla desde hace más de cuatro décadas. En declaraciones a la agencia Prensa Latina, el ministro de Transportes de Cuba, Carlos Manuel Pazos, asegura que este año, su departamento ha puesto en marcha un programa de choque para recuperar en la medida de los posible unidades operativas que habían dejado de funcionar y también se han planificado nuevas inversiones con objeto de poder cubrir la demanda creciente de estos servicios. El ministro afirma también que gran parte de las dificultades del sector se relacionan con el bloqueo económico y comercial que EEUU mantiene sobre la Isla desde hace más de cuatro décadas.

-¿Cuál es la situación actual del sector del transporte en Cuba y qué medidas ha tomado su ministerio para resolver los problemas que se han planteado?

-Este año hemos puesto en marcha un amplio programa de mejoramiento y actualización de todo el sector del transporte cubano, en el que se han incluido los dos factores que consideramos básicos para el éxito del proceso, tanto la recuperación de los equipos cuya operatividad podía restablecerse por las condiciones en las que se encontraban, como las nuevas y necesarias inversiones que había que realizar en este campo para hacer frente al aumento de la demanda de este servicio que se ha registrado en los últimos años. Sin embargo, resulta necesario reconocer de antemano para un correcto análisis de la situación que cuando estamos hablando de transporte, estamos hablando de uno de los sectores que se han visto más golpeados a lo largo de los años por el impacto del bloqueo económico y comercial impuesto durante más de cuatro décadas por EEUU a la Isla. Un hecho evidente que ha supuesto un obstáculo y ha tenido como consecuencia que para poder mantener su funcionamiento hayan sido necesarios ingentes esfuerzos.

-¿Qué trabajos correspondientes a ese plan de choque han podido concluirse en lo que va de año?

-En primer lugar, destacaría la reparación de 900 vagones ferroviarios y de 32 locomotoras que se ha concluido en el primer semestre de este año. Y creo que es uno de los logros más importantes, puesto que se trata de equipos destinados al transporte de alimentos y otras mercancías que pueden considerarse vitales para la economía nacional. La segunda prioridad se ha concentrado en los equipos que se utilizan para transportar cemento y áridos, dos materiales indispensables en la construcción y la reparación de viviendas. En este periodo se ha conseguido reparar 18 locomotoras y 831 vagones de carga de los que se dedican a esta labor. En ese mismo orden de cosas, y gracias a una labor intensa que se ha extendido en tres turnos para cubrir las 24 horas del día, se ha conseguido incorporar al trabajo entre enero y junio de este año a 392 camiones que se encontraban paralizados y que han empezado a dedicarse también al transporte de alimentos. Otras recuperaciones se refieren a dos patanas y un barco para el transporte de agua, realizada en los nuevos astilleros.

-¿Ha conseguido el plan de choque aumentos en las cantidades de carga transportadas? ¿Qué se ha hecho para mejorar el transporte de viajeros en La Habana, donde existía un défici importante hasta ahora?

-Empezaré hablando del despegue de las actividades portuarias, un sector donde las medidas aplicadas por este ministerio, en coordinación con otros organismos, permitieron eliminar las demoras en la extracción de contenedores de los puertos. Y se consiguió, aunque en lo que va de año, la importación de contenedores ha crecido un 14%. Hablando en general, en el último semestre analizado, la carga transportada se elevó a 4,7 millones de toneladas métricas, lo que supone un crecimiento del 6% sobre el mismo periodo del año anterior. De ese resultado global yo destacaría el aumento del 3% en la cantidad de carga transportada por ferrocarril y el de un 6% registrado en la flota de camiones. En cuanto a las mejoras del transporte de pasajeros en La Habana, se han puesto en funcionamiento en este periodo 74 ómnibus más y se han incorporado al servicio 400 taxis, a lo cual se ha unido la remodelación de 120 terminales y 1.000 puntos de embarque.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA